Se tiene que partir de las bases de un comportamiento ético dentro de las empresas para hablar de calidad en los procesos de producción, pero ¿esto a qué se debe?


Hoy en día los consumidores valoran cada vez más el comportamiento de las empresas antes de tomar una decisión de compra. Una empresa debe de poner sus cimientos en los valores que rigen la actuación del día a día. Estos principios fundamentales le permiten a una organización conectar con las personas y agregar valor a la sociedad.
La ética empresarial comprende a todos aquellos valores, normas y principios que se reflejan en la cultura de la empresa. Estos son reflejados en un código de ética empresarial que rige la práctica cotidiana influyendo tanto en sus bases productivas como en la relación que la empresa establece con sus clientes, proveedores y trabajadores, con el objetivo de ejercer un impacto positivo en la sociedad.

Una empresa que se rija por sus valores y que cumpla y haga cumplir con lo que dicta su código de ética atraerá talento y creará un ambiente de trabajo seguro para sus colaboradores. Además de generar más confianza con sus clientes, proveedores e inversionistas/socios, con lo cual se traducirá en un incremento en la rentabilidad de la empresa.

La responsabilidad social, la transparencia y honestidad, la creatividad e innovación, el respeto por la vida familiar y el cuidado el medio ambiente son los cinco valores en los que se cimienta la ética empresarial.

¿Cómo influye la ética empresarial en la calidad en la impresión?

Hay muchos negocios que carecen de una ética empresarial, no tienen valores arraigados, normas de comportamiento, y esto genera un problema ante sus propios trabajadores y sus clientes. Es necesario contar con un código de ética, como normas de comportamiento plasmadas en un reglamento interior del trabajo, misión, visión y los valores fundamentales de la empresa.
Si partimos de los cinco principios fundamentales de la ética empresarial, estos repercuten directamente en la calidad de los productos que ofrece una imprenta.
1. Responsabilidad social: una empresa al ser socialmente responsable contribuye a mejorar las condiciones de vida de las zonas donde trabaja y con esto potencia el crecimiento de la comunidad.
2. Transparencia y honestidad: se trata de tener una comunicación transparente con los clientes y proveedores que potencialicen la confianza en la empresa.
3. Creatividad e innovación: fomentar la creatividad e innovación dentro de la empresa, hace que se beneficien tanto los clientes como la empresa.
4. Respeto por la vida familiar: basándose en la calidad de vida dentro de la empresa donde teniendo colaboradores contentos se refleja en la productividad.
5. Cuidado el medio ambiente: mitigando los impactos que tiene la empresa en el medio ambiente.

Componentes de la impresión

Existen todavía empresas en el mundo que se dedican a la tala de los árboles sin control, lo que nos lleva a preguntarnos si todavía es justificado el uso excesivo de papel. Tenemos por un lado las necesidades de impresión de personas y empresas, y por otro lado el deterioro del medio ambiente.
Nos debemos preguntar ¿cómo mitigo esos impactos al medio ambiente? Algunas de las actividades que se realizan en una imprenta con ética empresarial son:
1. Tintas:
existen en el mundo tinta que tienen base de petróleo, dañan al medio ambiente pero a su vez dañan la salud de los trabajadores que están realizando las impresiones. Es por ello que una imprenta con ética empresarial debe realizar el reemplazo de tintas base petróleo por tintas base vegetal. Una tinta con base vegetal tiene poco impacto al medio ambiente, no afecta a la salud de los trabajadores, seca más rápido y obtienes una mejor calidad en la impresión.

2. Papel:
los papeles certificados (denominado cadena de custodia) garantiza que los árboles o madera utilizados en la fabricación del papel serán reemplazados. Estas medidas y certificaciones ayudan al crecimiento de áreas boscosas en lugares que han sido devastados. A diferencia de los minerales, combustibles, y carbón, los árboles son recursos renovables; con una planeación adecuada y buen manejo de los bosques, las generaciones futuras podrán seguirlos disfrutando. Se recomienda que para casa u oficina se compre papel certificados de bosques sustentables, para asegurarse que no haya tala de árboles ilegal.

3. Reciclaje:
todos los desechos de papel que sobran de la producción, así como los desechos de oficinas, se deben enviar a reciclar con un proveedor que esté certificado para realizar el proceso de reciclaje de papel. Se dice que hay dos tipos de reciclaje: el de alta calidad (upcycling) que se hace con papeles usados ya impresos para fabricar papel blanco de calidad alta pero que se usan químicos para eliminar ácidos grasos, blanquear y purificar; el reciclaje de baja calidad (downcycling) que utiliza desechos de papel y agua para hacer productos de baja calidad como cajas, papel para envolver, servilletas, etc. A su vez, en una imprenta las láminas que sobran del proceso de impresión se deben mandar a reciclar para evitar que acaben en los rellenos sanitarios. Separar la basura como orgánica e inórganica, así como reciclar el pet y plásticos es fundamental para una empresa.


Imprimir con ética empresarial
es un proceso que comienza con la sustitución de tintas y productos elaborados con derivados del petróleo por productos químicos vegetales respetuosos con el medio ambiente. Aunado a esto, un compromiso de utilizar papeles certificados que provengan de bosques sostenibles, tener un programa de reciclaje, y contar con todas las normas de seguridad y salud ocupacional.