Existen diferentes tipos de papel que se pueden adaptar a los proyectos que tengas en mente, que pueden ir desde unas tarjetas de presentación hasta cajas o etiquetas para tus productos. Los papeles que presentamos a continuación cuentan con distintas características pero que son parte fundamental para tener una excelente calidad en los impresos.

Además, los papeles con los que trabajamos tienen certificaciones de bosques sustentables, buscando cuidar el medio ambiente y nuestros ecosistemas.




PAPEL BOND


El papel bond es uno de los más comunes que existen y que lo utilizamos casi a diario, se puede encontrar en casas, oficinas, escuelas, etc.

Se puede encontrar en color blanco, pero también se fabrica en diferentes colores, así como en tonos marfil y hueso.

Es un papel con buena calidad que se fabrica en gramajes que van desde 50 g/m2 hasta 220 g/m2. Los gramajes más comerciales con de 60 g/m2 y 75 g/m2.

El papel bond es el papel que se consume a diario en miles de oficinas alrededor del mundo, que se fabrica en las medidas comerciales para papel cortado carta u oficio para ser usado tanto en impresoras caseras como en centros de copiado. Ofrece un gran rendimiento para impresión, su superficie es resistente al borrado, se puede imprimir en ambas caras del papel y su resistencia es ideal para manipularlo, plegado y archivo.

El papel bond tiene muchas aplicaciones, pero lo podemos encontrar en libros de instrucciones, sobres, cartas, hojas membretadas, planos arquitectónicos, folletos, etc.

El proceso de reciclaje es como cualquier otro derivado de la celulosa y el cartón, por lo que se debe separar y mandarlo a su proceso correspondiente.



PAPEL COUCHÉ

Es uno de los papeles más utilizados en la imprenta, también conocido como estucado o satinado, y se caracteriza por tener una base de recubrimiento que le otorga una superficie más suave al tacto, lisa y muy agradable a la vista.

El papel couché puede tener un acabado mate o brilloso y es muy común para trabajos que se desee mantener alta la calidad de impresión. El brilloso se utiliza generalmente para volantes, folletos y flyers que se desee que atraigan más a la vista. Mientras que el mate es útil para volantes y folletos que sean más formales y que se requiera de la atención del lector por un tiempo mayor.

PAPEL OPALINA

El papel opalina es utilizado para aplicaciones tanto académicas como profesionales, ya que cuenta con acabados de alta calidad, resistencia y durabilidad. Existen dos tipos de cartulina opalina: lisa, utilizada para impresiones de tarjetas de presentación, tarjetones de estacionamiento, papelería corporativa, folders, folletos, etc.; texturizada, este tipo tiene una superficie con relieve o imágenes grabadas y su uso es común en invitaciones de fiestas o bodas, diplomas y publicidad.

PAPEL SULFATADA 


El papel sulfatada o cartulina sulfatada tiene presentaciones de varios grosores y se utiliza para proyectos donde se requiere una mayor resistencia y durabilidad el papel. Es un material flexible y suave muy requerido para elaborar cajas o empaques para productos con cierta delicadeza. Los diversos grosores se adaptan perfectamente para los diferentes requerimientos de empaque.

PAPEL ADHESIVO 

El papel adhesivo es aquel que tiene la propiedad de pegarse a una superficie por sí solo, se puede escoger en presentaciones couché alto brillo, brillante, mate y satín. Es muy común que tenga un gramaje estándar, es decir, que no se puede seleccionar el gramaje como en otros papeles.

Este tipo de papel se pueden utilizar para etiquetas suajadas o con un medio corte que hace más sencillo desprender las etiquetas.

El papel adhesivo se puede utilizar para colocar códigos de barras, precios, etiquetas para botes de plástico, vidrio, etc., para cerrar cajas y empaques, entre muchas otras aplicaciones.

Pregunta por los distintos tipos de papel que puedes imprimir y más información acerca de estos en Multicopias Imprenta.