El reciclaje y el uso de productos ecológicos son muy importantes para el cuidado del medio ambiente en las imprentas.

Existen buenas prácticas ecológicas que tienen como objetivo minimizar los residuos generados en los procesos de pre-impresión, impresión y acabados. Algunas de estas buenas prácticas son:

  • Respetar y cumplir la legislación y normas ambientales vigentes.
  • Tener un correcto manejo y gestión de los residuos, incluyendo el reciclaje y la reutilización de los materiales, siempre que el proceso lo permita.
  • Proteger la biodiversidad a través de la compra de fuentes sostenibles y amigables con el medio ambiente.
  • Pre-prensa libre de químicos.
  • Utilización de tintas con base de aceite vegetal en vez de mineral, reduciendo los componentes orgánicos volátiles.
  • Impresión con papeles de bosques sustentables que preservan la cadena de custodia.
  • Separado y reciclaje de papel durante todos los procesos de acabados y post-impresión.
  • Reutilización de envolturas de papel para hacer bolsas donde se deposita el papel para reciclar.
  • Reciclaje de las placas utilizadas en el proceso de impresión offset.
  • Utilización de hojas ya utilizadas para la impresión de documentos de baja importancia.
  • Instalación de mingitorios secos que ahorran miles de litros de agua al año.
El reciclaje de todo tipo es muy importante para la conservación de nuestros ecosistemas, ya que los desechos generados por distintas actividades se procesan y se transforman para obtener materias primas que se pueden utilizar en nuevos procesos de fabricación. El reciclaje contribuye a eliminar residuos generados, ahorrar energía y agua en los procesos industriales y reducir la explotación de los recursos naturales.

El papel es un producto elaborado con fibras vegetales de celulosa, formando láminas muy finas. La mayoría del papel tiene una vida útil muy corta, y una vez usados se convierten en basura. Tirar a los rellenos sanitarios el papel y el cartón tiene un coste energético, medioambiental y económico.

¿Qué tipos de papeles existen?

Los papeles que podemos utilizar en nuestro día a día se dividen en:

 Papel de primer uso: es el fabricado a partir de celulosa de madera virgen con un proceso productivo.

 Papel reciclado:
es aquel que se fabrica con papel usado, sin embargo, éste puede ser blanqueado con cloro y contaminar agua y suelo.

 Papel ecológico: es aquél que su proceso garantiza estar libre de cloro para blanquear y tiene un mínimo impacto ambiental.

Papel ecológico y reciclado: está fabricado de papel reciclado y no se usa cloro para blanquearlo.

Papel certificado: es aquel papel certificado que su proceso garantiza que proviene de bosques controlados.

Proceso de Reciclado de Papel

El papel, que recuperan las empresas dedicadas al reciclado, es combinado con agua en un contenedor que actúa como mezclador de fibras separando las hojas de papel unas de otras. La masa resultante pasa a través de pantallas y otros procesos de separación para eliminar otros residuos (tinta, arcillas, tierra, plástico y metales).
La fibra recuperada se puede utilizar para producir nuevos productos de papel hechos de 100% de fibra recuperada (100% reciclada) o de una mezcla de fibra virgen y reciclada.

El papel reciclado de fibras largas de celulosa (tales como papel de oficina) tiene mayor flexibilidad para el reciclado, ya que puede ser utilizado para producir nuevos productos de papel que utilizan cualquiera de las fibras largas o cortas. El papel recuperado con fibras de celulosa cortas (como periódicos) sólo puede ser reciclado en otros productos que utilizan las fibras cortas de celulosa. Por esta razón, el papel recuperado con fibras largas es generalmente de mayor valor que el papel recubierto con fibra corta.

Beneficios de reciclar papel

1. Ahorro de espacio en los sitios de disposición final de residuos a razón de 2.5 m3 por cada tonelada métrica de papel y/o cartón.

2. Mitigación del impacto de las emisiones de 3 toneladas de gases de efecto invernadero por cada tonelada métrica reciclada.

3. Se pueden reciclar hasta 7 veces los materiales fibrosos (papel y cartón).

4. El papel reciclado puede ser tan duradero y resistente como el papel elaborado a partir de la celulosa virgen de la madera.

5. La blancura del papel no es sinónimo de calidad.

6. Ahorro del 70% de energía en el proceso.

7. Por cada tonelada de papel reciclado se ahorra el equivalente a 12 árboles.

8. Ahorro del 80% de agua en el proceso.

9. Ahorro de 4,000 kWh de energía.

10. Se pueden fabricar 0.9 toneladas de papel reciclado por cada tonelada de papel.

11. Un cuarto de todos los desechos a nivel mundial provienen del papel o cartón, por lo que enviarlo a reciclar evita que terminen en rellenos sanitarios.

En las imprentas y en Multicopias se recoge y recicla todo el papel sobrante de nuestra producción y oficinas, contamos con proveedores especializados en el reciclaje. Estos proveedores se encargan de procesar el papel y de transformarlo nuevamente en papel para su utilización.

Correcta gestión del papel para reciclar

Para que el reciclaje tenga éxito se necesita el compromiso de todo el personal de Multicopias, esto conlleva a realizar una correcta separación, así como ubicar el papel en los distintos contenedores y áreas delimitadas como estaciones de reciclaje.

Se cuenta con un área donde todo el papel y cartón que es generado se deposita. Al día siguiente hábil por la mañana, el proveedor encargado del reciclaje del papel viene a nuestras instalaciones y recoge todo el papel y cartón generado del día anterior.

Es necesario que el papel sea correctamente separado, ya que, si se llega a mezclar con alguna otra sustancia o material, el proceso de reciclado se vuelve más complicado. En Multicopias Imprenta estaremos todo el mes de diciembre y enero recibiendo revistas, libros, cuadernos, folletos, catálogos, agendas, etc. en desuso en nuestras instalaciones como parte de la campaña “Reciclemos Puebla”.

No dudes en contactarnos en redes sociales, chat o por teléfono si tienes dudas o requieres más información de nuestra campaña de reciclaje.