La calidad de vida en la empresa es uno de los pilares para ser una Empresa Socialmente Responsable y es fundamental para tener un buen clima laboral dentro de la empresa. No se trata únicamente de tener buenas prestaciones o buenos salarios.

El clima laboral consiste en un conjunto de características que rodea a los colaboradores en el medio ambiente organizacional, y que marca una diferencia significativa de una empresa a otra para convertirse en un reflejo del comportamiento de la misma organización. El clima laboral está relacionado con la motivación en el empleo, esto debido a que afecta directamente la satisfacción de los trabajadores; si existe un clima laboral agradable los colaboradores responden de una mejor manera a los estímulos y colaboran con sus superiores para lograr el cumplimiento de los objetivos de la organización y de esta manera alcanzar con una mayor facilidad las metas comunes.

La relación que existe entre el clima laboral y la motivación repercute directamente en la competitividad y productividad de la empresa. Al tener un mejor ambiente interno se fortalece el rendimiento de los empleados.

De acuerdo al CEMEFI, un buen clima laboral junto con calidad de vida dentro de la empresa tiene beneficios en corto y largo plazo para las organizaciones. Estos pueden ser:

  • Reduce el ausentismo laboral.
  • Disminuye la rotación del personal.
  • Reduce el estrés y motiva a los trabajadores.
  • Mejora la eficiencia y el rendimiento en el trabajo.
  • Crea líderes proactivos al interior de la empresa.
  • Mejora la imagen de la compañía.
  • Genera identificación con la empresa e integración del personal.
  • Mejora el clima organizacional al interior de la empresa.
  • Brinda el aspecto humano a la empresa y la pone en contacto directo con la sociedad.
  • Desarrolla a las personas, tanto en el plano personal con en el profesional, al abrirles más posibilidades de participación en las actividades de la empresa, acumulando más experiencia y ofreciéndoles más oportunidades de realización personal a los empleados y trabajadores.

El clima organizacional tiene unas dimensiones que impactan directamente sobre las personas que trabajan dentro de una organización:






Factores que afectan al clima laboral

Ambiente físico: Existen ambientes físicos que influyen en el clima laboral como: las dimensiones de la empresa, la seguridad y salud ocupacional, salubridad dentro de las instalaciones, la luz del lugar, condiciones climáticas, ubicación geográfica (si se encuentra en un lugar accesible en transporte público o solo en coche), etc.

Relaciones interpersonales: las relaciones interpersonales que tiene el colaborador con el resto de la empresa es otro aspecto que influye en el clima laboral. El individuo no solo es susceptible a las relaciones que tiene dentro de la empresa, sino a las que tiene en su propio entorno, es decir, con su esposo/a, hijos, familia, etc. Cómo se lleva con su jefe, con el resto de compañeros, y el estilo de liderazgo dentro de la organización tienen una influencia directa en cómo ve el colaborador a la empresa.

El puesto que desempeña el trabajador: aquí se debe de tomar el puesto y la proyección que tiene dentro de la empresa.

La igualdad: las políticas de igualdad, la regulación de los sueldos, entre otras son importantísimas para favorecer un correcto clima laboral. Se trata de que el trabajador esté seguro y de que se sienta en igualdad de condiciones.

La retribución: una mala retribución puede afectar negativamente el clima laboral. Aquí entran varias cuestiones más:

  • Nivel y responsabilidades
  • Cargo dentro de la empresa
  • Competencias del colaborador
  • El trabajo que desarrolla
  • Su eficacia
  • El tiempo que lleva trabajando en la compañía

Comunicación dentro de la empresa
: son los canales que existen para comunicar con los empleados, así como para recibir feedback. La comunicación debe de ser horizontal, es decir, que la información vaya y venga.

La percepción sobre la empresa: si un empleado piensa que la organización no tiene una buena cultura ni imagen, puede trasladarle esa sensación al resto de los trabajadores y encontrarnos con ante una situación complicada de manejar.


Tips para mejorar el clima laboral

1. Motivación: contar con programas para fomentar y motivar a los empleados.

2. Transparencia: ser transparentes con toda la información que se comparte con los trabajadores, sobre todo en el tema de prestaciones y salarios.

3. Cuidar la comunicación: contar con los medios de comunicación adecuados, cuidando que la información sea de ida y vuelta.

4. Fomentar el respeto: tener sistemas adecuados donde el respeto sea primordial para la convivencia y el trabajo del día a día, sin importar el puesto dentro de la empresa.

5. Valorar el feedback de los colaboradores: tomar en cuenta la retroalimentación dentro de los canales de comunicación internos.

¿Cómo medir el clima laboral?

El método adecuado para medir y calificar el clima laboral dentro de una empresa es la aplicación de una encuesta laboral. Esta se debe aplicar a todos los trabajadores en todos los niveles de la organización, buscando tener datos cuantitativos de cómo está el clima laboral además de tener retroalimentación de las personas.