La gestión ambiental dentro de una imprenta es de suma importancia, ya que se manejan químicos y tintas que pueden dañar al medio ambiente. La gestión ambiental se puede definir como un conjunto de procesos y prácticas que permiten a una organización reducir sus impactos ambientales y aumentar su eficiencia operativa.



Para tener una Gestión Ambiental adecuada se necesita definir un sistema que proporciona estructura y abarca áreas tales como la capacitación, gestión de registros, inspecciones, objetivos, y políticas. La Gestión Ambiental está fundamentada en cinco principios básicos que se pueden definir de la siguiente manera:

Principio 1: Asegurar el compromiso con el Sistema de Gestión a través de la definición de una Política Ambiental.

Principio 2: Elaborar un Plan de Acción para cumplir con los requisitos de la Política Ambiental.

Principio 3: Asegurar condiciones para el cumplimiento de los objetivos y metas ambientales, así como implementar las herramientas necesarias.

Principio 4: Realizar evaluaciones cualitativas y cuantitativas periódicas para asegurar que se estén cumpliendo los objetivos en material medio ambiental.

Principio 5: Revisar y perfeccionar la Política Ambiental, los objetivos y metas, y las acciones implementadas para asegurar la mejora continua en el Sistema de Gestión Ambiental.

Inicialmente, una empresa debe realizar un análisis en cada una de sus operaciones para identificar cuáles son los aspectos e impactos generados en cada una de ellas que afectan al medio ambiente.

Después de definir una Política Ambiental se deben incluir diferentes programas con el fin de mitigar los impactos que tiene la empresa hacia el medio ambiente. Estos programas forman parte del Manual de Gestión Ambiente y estos pueden ser los siguientes:

+ Programa de Prevención y Mitigación de Impactos: en este programa se contemplan las estrategias de control y mitigación de los impactos que son generados por las actividades de la empresa. Se identifican las fuentes generadoras de impactos como equipos, maquinaria, sustancias químicas e instalaciones.

+ Programa de Manejo y Gestión de Residuos: en este programa se identifican los principales desechos que una empresa genera para efectuar la correcta segregación y clasificación de acuerdo a sus características.

+ Programa de Capacitación Ambiental: este programa es un conjunto de herramientas que incluyen los procedimientos a implementar con el propósito de capacitar al personal con los conocimientos del manejo medio ambiental.

+ Programa de Seguridad Industrial y Salud Ocupacional: con este programa se busca garantizar la salud física del personal, evitando riesgos del trabajo y aplicando especificaciones determinadas a las normas vigentes a nivel nacional e internacional.

+ Programa de Contingencia: este programa busca concientizar a los colaboradores de los posibles peligros operacionales, ambientales u ocupacionales que se pueden presentar.


Beneficios de tener un SGA


Estos son algunos de los beneficios más importantes que aporta el Sistema de Gestión Ambiental a las organizaciones:

  • Permite a las empresas una optimización en la utilización de los recursos. Como resultado de la implementación de un SGA, la empresa puede ahorrar recursos económicos como ajuste en el consumo de materias primas, agua y energía. De esta manera genera menos residuos y se traduce en un ahorro económico.
  • Un SGA permite un mayor conocimiento, mejora y control de procesos, aumentando la eficiencia de los mismos.
  • Motiva a los empleados a participar en la mejora continua del desempeño ambiental de la empresa.
  • Mejora la imagen ante la sociedad y los consumidores.
  • Implementar un SGA permite obtener ventajas comerciales y acceso a nuevos mercados, además de brindar una ventaja competitiva a las empresas.
  • Asegura el cumplimiento de los requisitos legales aplicables a las actividades, productos y servicios de la empresa.
  • Mejora la relación ambiental con las autoridades.
  • Facilita la obtención de servicios financieros y seguros.
  • Reduce los riesgos ambientales y permite prepararse adecuadamente para evitarlos.

En la actualidad existen dos normas fundamentales en las que se basa la Gestión Ambiental de una empresa:

1. ISO-14001: promovida por ISO, es una norma aceptada internacionalmente que establece cómo implantar un Sistema de Gestión Medioambiental (SGA) eficaz. La norma nació para gestionar el equilibrio entre la rentabilidad y la reducción del impacto medioambiental. El compromiso por parte de toda una organización permite lograr ambos objetivos.

2. EMAS: promovida por la Unión Europea.

La participación de los trabajadores es esencial para un eficaz funcionamiento del Sistema de Gestión Ambiental, con el fin de alcanzar mejoras ambientales permanentes y consolidar la Política Medioambiental que ayude a tener modelos de producción más sostenibles.

Buenas prácticas ambientales en las imprentas

1. Adaptar la Política de Compras de las materias primas según las necesidades:

a. Evitar la compra de materiales excedentes.

b. Comprar productos alineados con las compras sustentables (papel, tintas, productos de limpieza, etc.).


2. Tener una inspección sistemática de los materiales que ingresan a la imprenta:

a. Inspección de las materias primas para evitar materiales defectuosos.

b. Evitar la caducidad de los materiales.

c. Aplicar el first-in, first-out en el almacén.

d. Terminarse los envases ya abiertos antes de abrir nuevos envases.

e. Manipulación adecuada de los materiales en el almacén, sobre todo los químicos.


3. Buenas condiciones de almacenamiento:

a. Proteger la oxidación de los químicos al bloquear la luz en el almacén.

b. Las materias primas se deben almacenar en un lugar con temperatura y humedad adecuadas.

c. Los recipientes de productos químicos peligrosos deben incluir obligatoriamente en la hoja de seguridad las condiciones de almacenamiento.


4. Utilizar tintas de base de aceite vegetal en vez de mineral.

5. Impresión en producción y oficina con papeles de bosques sustentables que preservan la cadena de custodia.

6. Reciclaje del papel sobrante en oficinas y producción.

7. Reciclaje de placas para impresión.

8. No utilización de químicos en el proceso de pre-prensa (Computer to Plate).

9. Utilización de hojas ya utilizadas para la impresión de documentos de baja importancia.