Sostenible, ecológico, ecológico, ético, consciente, reciclado… El uso de estos términos como sinónimos, especialmente por parte de los especialistas en marketing, ha creado un poco de confusión.

Las diferencias más grandes entre lo ecológico y reciclado son muchas, pero en este caso el reciclaje es el proceso de recolectar y cambiar papel, vidrio, plástico, etc. viejos, para que se pueda volver a utilizar. El reciclaje se usa principalmente para productos de plástico y aluminio, tomando artículos que de otro modo pasarían cientos de años en vertederos y transformándolos en nuevos productos que se pueden usar una vez más.

Reciclaje reciclable es el proceso de convertir materiales usados ​​en algo nuevo, manteniendo los productos alejados de un vertedero. a lo largo. Pero existen límites en la cantidad de veces que se pueden reciclar algunos materiales. Los plásticos y el papel estándar, por ejemplo, generalmente se pueden reciclar solo unas pocas veces antes de que se vuelvan inutilizables, mientras que otros, como el vidrio, el metal y el aluminio, se pueden reciclar sin cesar.

El reciclaje de papeles suele ser sencillo para los clientes, pero cuando se trata de plásticos, el asunto es un poco más complicado. Hay siete tipos diferentes de envases de plástico, algunos comúnmente reciclados, otros casi nunca reciclables.

Por otro lado, lo sustentable es evitar el agotamiento de los recursos naturales para mantener un equilibrio ecológico. Si los productos se elaboran con materias primas que no pueden continuarse indefinidamente, entonces no son sostenibles. Existe una gran diferencia entre sostenible y natural. Aquí es donde mucha gente se confunde sobre la verdadera naturaleza de la sostenibilidad. Si bien la sostenibilidad se centra en la naturaleza y en la creación de una fuente natural sostenible para las cosas, el término natural no tiene estándares reales y se utiliza principalmente con fines de marketing.

La sostenibilidad se convirtió en un concepto después del reciclaje, principalmente como una solución para las crisis ambientales de las generaciones modernas. El enfoque principal de la sostenibilidad es crear procesos de producción que ayuden a la Tierra, en lugar de dañarla, para todas las cosas que, como sociedad, necesitamos.